Sobre el canto de armónicos

Ejercicios para la amplificación de la Voz y los Armónicos Altos:

1- Realizar varias exhalaciones solamente con la “ MMM” labios cerrados; aumentando y disminuyendo libremente su volumen, no el tono. Este ejercicio trata de volver a encontrar la zona de resonancia de ‘MMM’ en paladar blando, atrás y arriba.

2-Comenzar con la frase ‘N i i i U’, intentando permanecer en la ‘i’ un poco más que en el resto de las letras. La misión de la ‘N’ es la de despegar lengua del paladar para luego entrar en el suave roce que propone los laterales de lengua en ‘i i i’ contra el paladar. Cuando vamos finalizando la exhalación hacia ‘UUU’ tratar de que la lengua no desarme totalmente la ‘i-i-i’, para así generar un movimiento simultaneo de ‘i-i-i’ dentro de ‘U-U-U’. Prestar atención a que el movimiento entre todas las letras sea bien lento.

3- Luego cambiar la frase por ‘M M U i i i’, permanecido también esta vez bastante tiempo en la ‘i i i’.

4- Luego cambiar la frase por ‘K i i i U U’, cuando los labios vayan a ‘U U U’ la lengua trata de mantener su posición de ‘i i i’ . Cuando se pronuncia la ‘i i i’ en todos los casos, la parte que entra en contacto con el paladar son los laterales de la lengua, NO la punta y NO la parte trasera. Siempre intentar aumentar suavemente el volumen de la Voz cuando se pasa por ‘i i i’.

5- Continuar con la frase de ‘K i i i U U’ pero esta vez alternando una exhalación en ‘K i i i U U’ y la siguiente con ‘N A A A’, abriendo y buscando comodidad en la ‘A-A-A’ sin Armónicos intencionales. Quedaría ‘K i i i U U’ + ‘N A A A’ + ‘K i i i U U’, etc.

Cuando sientan que la búsqueda de la ‘i i i’ se vuelve incomoda recurrir a los Armónicos bajos entre ‘A O U’ para contrarrestar las posibles tenciones que genere la ‘i i i’.

Hay por lo menos entre 6 u 8 Armónicos en la ‘i i i’, por esto mismo es interesante tratar de cultivar la escucha paciente y profunda para que ellos afloren conjuntamente con la comodidad de la Voz cantada.

Un muy buen ejercicio de meditación con la propia Voz es comenzar a escuchar los Armónicos altos e intentar mantener alguno de ellos sin mover lengua, y por lo tanto sin cambiar el Armónico, durante toda la exhalación.

El tratamiento delicado e intencional de mantener un Armónico va construyendo y convirtiendo a esta practica en una herramienta para la Armonización personal.

Tratar de recordar en los intentos:

‘La Voz invita, y no obliga, al Armónico a hacerse audible’

Por último detallo algunos beneficios que fui viendo, en mí y en la gente, en todos estos años de trabajo a través de la práctica continua de ‘La Voz y el Canto de Armónicos’:

  • Expansión de la capacidad respiratoria. / Mayor conocimiento de la Voz propia.
  • Ampliación de la escucha profunda. / Mayor manejo de la afinación.
  • Desarrollo de la intuición. / Aumento de la percepción y concentración.
  • Desarrollo de la expresión vocal. / Integración hacia el trabajo grupal.
  • Mayor desenvolvimiento del ritmo / Vivencia del aspecto meditativo del sonido.

Texto: Andrés Saggio

 

www.andressaggio.com.ar

facebook.com/Andrés Saggio